Los acantilados pierden altura y dan paso a una bahía de agua clara, bordeada de médanos suaves. Las amplias playas de arena y la tranquilidad del lugar atraen a vecinos de Viedma y Patagones que se asentaron con varias viviendas de fin de semana.

Es común sorprenderse con la presencia de fauna propia de las costas patagónicas, especialmente ballenas y toninas overas entre los meses de julio a septiembre.

La Patagonia fue testigo de desembarcos y naufragios. Entre ellos subsisten mitos asociados a la figura de Hitler, submarinos y periscopios nazis con sus tripulaciones y al llamado “oro nazi”. Estas costas se llenaron de rumores sobre ese tipo de embarcaciones encalladas en la niebla, sobre retazos de estos navíos vislumbrados en períodos de bajamar y sobre forasteros con un marcado acento alemán.

TIPS

  • A 120 kilómetros de Viedma.
  • Cuenta con un Club de Pescadores y una proveeduría.
  • Disponibilidad de casas de alquiler turístico.
SUBIR